EL CULTIVO DEL PIMIENTO

En el mes de Marzo se inicia el cultivo en semilleros que permanece hasta mayo procediéndose a su trasplante.
En los semilleros debemos realizar un cuidadoso cultivo para que las plantas estén adecuadas y sanas para su posterior trasplante en la tierra.

Para un óptimo trasplante en tierra la planta tiene que medir unos 15 centímetros aproximadamente

Preparada la tierra realizando sus labores previas al cultivo, comenzamos el trasplante a principios del mes de Mayo con un marco de plantación de unos 0,20 m entre plantas por 0,90 m entre líneas, dando una densidad de plantación de unas 40000 plantas/hectárea.

Una vez realizado el trasplante a la tierra, esperamos unos días para que las plantas por sí solas empiecen a tener raíz y sigan el proceso del crecimiento.

El riego que utilizamos en nuestro cultivo es por aspersión y por pivot, permitiendo un uso más eficaz del agua del que disponemos.

RECOLECCIÓN Y SECADO

La recolección: El ciclo del cultivo se prolonga hasta mediados del mes de septiembre momento en el que el grado de maduración es el más adecuado y es cuando se recolectan los pimientos.

Nosotros siempre lo recolectamos a mano mediante cuadrillas expertas de 10-15 personas que escogen solamente pimientos sanos, maduros y rojos dejando los verdes en la planta.

Los frutos cosechados se meten en sacos y posteriormente los trasladamos a los secaderos para su deshidratación.

El secado; secado “al humo” este sistema fue la alternativa lógica ante la imposibilidad de secar los frutos al sol, como se hace en otras regiones, debido a las lluvias otoñales coincidentes con la cosecha del fruto.

Los secaderos constan de planta baja y planta superior, en la planta baja se coloca una caldera en la que introducimos el biocombustible, siempre leña de encina y pocas veces de roble. En la planta superior a unos 2,5 metros del suelo colocamos los frutos que previamente hemos recogido en la tierra, formando una capa de unos 80 centímetros de altura. La planta superior está formada por un emparrillado de unos listones de madera colocados a 1-2 centímetro de distancia entre sí y ancladas sobre cabríos de castaño. El calor y el humo producido por la leña de roble y encina, asciende por convención, a través del armazón secando la capa de pimientos que se colocan sobre él. La techumbre está construida por tejas árabes para permitir la salida de gases de combustión.

El proceso de secado dura de 10 a 15 días, durante el cual trabajadores expertos de nuestra empresa voltean con mimo y sabiduría los pimientos hasta conseguir el grado idóneo de secado.

El secado al humo confiere al PIMENTÓN TAPIEX tres características fundamentales: aroma, sabor y estabilidad de color que lo hace diferente a otros pimentones.